El resumen de la 6º Luna Coscoina y algo más

Posted by CANTO PATRIA on 6:05 p. m.

Después de un caluroso día a orillas del Cosquín, crecido por las lluvias, la temperatura comenzaba a ceder gracias a una brisita que tímidamente bajaba de los cerros, anunciando la noche. A las 22.30 horas el Ballet Camin dirigido por los hermanos Rodolfo y Osvaldo Uez, interpretó el Himno a Cosquín y así comenzábamos a vivir la 6º luna del Festival Nacional.

Más tarde, en un acto sobre el Yupanqui autoridades coscoínas entregaron el tradicional poncho blanco y negro, simbólico de nuestra ciudad a personalidades nacionales e internacionales. Los homenajeados fueron: Ernesto Cardenal, Antonio Preciado Bedoya, Jorge Boccanera, Modesto López y William Agudelo. También recibieron el poncho coscoíno Estela Carlotto, Presidente de la Asociación de Abuelas de Plaza de Mayo y  Buscarita Roa, Pro tesorera de Abuelas.

Luego, los Huayra, quienes toman su nombre del nombre de Huayra Tata; dios de los vientos y los huracanes en el noroeste argentino y la República hermana de Bolivia. Trayendo el viento norte, los salteños abrieron la noche para cantar acompañados por las palmas: “Por si algún día”, “El jardín de la República”, “La noche sin ti” y muchos temas más. Para el cierre cantaron una selección de carnavalitos que puso a la plaza de pie, y a bailar entre las sillas y los pasillos.

Posteriormente, la tulumbana Suna Rocha pobló de aromas a rosas el escenario cantando con ritmos cubanos a Atahaulpa Yupanqui, “Guitarra dime tu” y “Los hermanos”. También regaló sus interpretaciones de “Campo afuera” y “La felicidad de los niños”.

Después, la guitarra y Falú, en el centro de la escena. Sus dedos descubren acordes entre las cuerdas ante un público que en silencio admira y goza. La música le permite recordar a aquellos poetas y cantores desaparecidos, y avivar las consciencias de quienes aún están y estamos para pedir justicia y memoria.

Encuentros

El cantor oriundo de Frías, Raly Barrionuevo llegó al escenario con su guitarra y su voz para compartir con el público de la plaza un encuentro que se convirtió en único. Es indudable que es uno de los más representativos músicos del folclore en la actualidad. Su recorrido musical, sumado al compromiso social que apuesta siempre a la participación y a lo popular, lo ha colocado, a lo largo de los años, en el centro de los cancioneros nacionales. El público pudo disfrutar de canciones que formaron parte de su último trabajo discográfico, Radio Am y clásicos de siempre como “Mi luna cautiva”, “Chacarera del sufrido” y “Zamba y acuarela”. Junto a la pianista y profesora de música Elvira Ceballos, recordaron al querido Negro Gutierrez, que el año pasado se emocionó con la presentación de ellos en el escenario que tanto quería.
Su interpretación terminó con la ovación del público que demandaba más. Raly debió volver del camarín ante el pedido de la plaza por “la yapita” y compartió el escenario con la ganadora del Pre Cosquín como Solista Instrumental Carla Guzmán, y juntos tocaron “Chacarera del exilio”.

La Delegación Oficial de la Provincia de Santa Fe fue parte de la noche con Orquesta de Jóvenes y Niños que recrearon la obra “Mujeres Argentinas”, en un homenaje a su creador Ariel Ramírez.
También estuvieron presentes Liliana Rodríguez, que hizo un sentido saludo a Eulogia Cortés que subió al escenario para recibir el aplauso del público.
El Ballet; “Lo siento por la baldosa” hizo un bello homenaje a aquellos inmigrantes que llegaran a estas tierras. En la voz de Patricia Sosa, bailaron el Himno Nacional con la plaza de pie.
Más tarde, Emiliano Zerbini fue ovacionado con su presentación que incluyó; “No se toca”, en relación a los Valles de Famatina ubicados en el norte Riojano. El artista se despidió hasta febrero, hasta la chaya, la harina y la albahaca en Chilecito. Los Jilgueros también estuvieron en la noche que se vivía con intensidad en Punilla.

Desde Colombia llegó su Delegación Oficial con la presencia de Martha Elena Hoyos junto al grupo Juglares, que repasaron lo más tradicional de la música su país, en el intercambio musical que enriquece la hermandad latinoamericana.

¡Viva el Chamamé!

Alrededor de las dos y media de la madrugada se salpicó la plaza de Sapucai. Antonio Tarragó Ros, las Hermanas Vera y Los de Imaguaré presentaron su espectáculo “Viva el chamamé” que es la mejor manera que tienen los artistas de demostrar el amor por esa bella música litoraleña. El espectáculo, que se presentó varias veces en el Luna Park, llegó a Cosquín en la sexta luna haciendo un recorrido de la música y la danza que le canta al amor con la voz enronquecida. Estos grandes artistas del chamamé ocuparon el Escenario Mayor llenando de bailarines la escena y poblando de parejitas que abrazadas giraban por la Próspero Molina. Porque el chamamé enamora y divierte, une y nos habla de una de las regiones más bellas de nuestro país.

Festival de la risa

Cacho Buenaventura es uno de esos “negros cordobeses” que uno podría encontrar en cada esquina. Él recoge esas historias y cuenta los hábitos de esta extraña raza que somos los cordobeses. Nacido y criado en Cruz del Eje, llegó al escenario con historias y canciones para celebrar la vida y esa hermosa capacidad de reírnos de nosotros mismos. La plaza no paró de reír y cantar con este querido personaje que volvía a hablar de todas esas inocencias y picardías que embellecen la vida cotidiana. De pie, ovacionado, le pidieron el bis y el cruzdelejeño salió a disfrutar del calor de la gente.

Más tarde, Juan Rueda y Quebracho también estuvieron en Cosquín en una noche cargada de emociones que se preparaba para vivir el gran cierre de Jairo.

FUENTE: www.aquicosquin.org / FOTOS: Martín Joel Sánchez