Capitanich presenta su libro "Chaco: El secreto de la Argentina"

Posted by CANTO PATRIA on 7:03 p. m.

El gobernador del Chaco explicó que “la  escribir este libro, tiene una directa vinculación con un supuesto previo: un gran desconocimiento de nuestro pueblo respecto de sus orígenes y por ende, de su propia identidad”.

Lo hablé con el ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología profesor Francisco Romero, con quien nos une él una profunda amistad, afinidad ideológica y pasión por la lectura y por la historia. Largas tertulias, análisis diversos, experiencias y anécdotas han jalonado este deseo profundo de pensar un texto que ofrezca una interpretación generosa y plural de nuestra historia, concebida esta como política del pasado; porque de su recuperación dependen, en gran medida, los horizontes de futuro que necesitamos y sepamos abrir y conquistar desde la política, nuestra historia del presente. Desde esas concepciones de la historia y de la política, del pensamiento y de la acción, pensamos este libro.

En efecto, el propósito de este ensayo es llegar a cada uno de nuestros hermanos y hermanas chaqueñas con un relato de nuestra propia historia, escrito con un lenguaje claro y preciso, para conocer profundamente de dónde venimos, para reconocernos en esta compleja identidad chaqueña que nos constituye, para contribuir a desmitificar viejos prejuicios que limitaron y todavía impiden el acceso al pleno conocimiento de nuestros orígenes y pertenencias; para ayudarnos, sobre todo, a construir entre todos la provincia que nos merecemos.

Nuestra identidad chaqueña se nutre desde las perspectivas plurilingüe, pluricultural e interreligiosa, desde la tensión e interacción de pueblos indígenas, corrientes inmigratorias y comunidades criollas que poblaron nuestras tierras y construyeron sus propios espacios, relatos e interpretaciones sobre el Chaco, conforme sus visiones de mundo. Estudiar el desarrollo del Chaco en sus distintas etapas implica comprender dichas tensiones y la visión de mundo y de desarrollo que prevaleció hasta el presente.

Este ensayo histórico surge, precisamente, frente a la necesidad de que cada chaqueño conozca sus orígenes, porque un pueblo que no conoce su historia, como lo alegoriza Gabriel García Márquez en Cien años de soledad, puede estar condenado a repetir sus errores. La experiencia de los pueblos queda guardada en su memoria —nos lo dice nuestro León Gieco— porque forma parte de su identidad y es la base para la construcción de su presente y de su futuro.

Una encuesta reciente sobre 1000 casos en la provincia corrobora el supuesto mencionado, punto de partida y estímulo claves del por qué escribir este libro. El 100% de los chaqueños encuestados no ha podido responder correctamente 10 preguntas elementales acerca de nuestra historia, nuestra cultura y nuestro presente.

Pero independientemente de ello, la riqueza de nuestra propia historia y de nuestra identidad es el relato específico de una profunda asimetría entre expectativas y potencialidades respecto de su grado de desarrollo relativo. El Chaco es una provincia que hoy tiene las mejores condiciones de posibilidad de su historia para convertirse en una potencia agroalimentaria, porque la República Argentina es actualmente una potencia mundial en la materia, inserta en un contexto mundial que demanda agroalimentos que nuestra provincia y nuestra región pueden producir. Es, además, una provincia que dadas sus potencialidades, recursos y ubicación estratégicas, puede convertirse en una potencia energética a partir del desarrollo de energía no convencional (biodiesel, bioetanol, bioenergía), así como también puede llegar a ser una fuente de desarrollo industrial a través de inversiones estratégicas en el plano siderúrgico, de biotecnología, de procesamiento de nuestros recursos naturales y del aprovechamiento de una parte de la reserva de agua dulce que poseemos.

La combinación de nuestra propia identidad con la potencialidad de nuestro destino histórico está íntimamente asociada con nuestra ubicación geopolítica estratégica. Somos el corazón de la cuenca del Plata. Somos el nervio central de las comunicaciones fluviales, terrestres y aéreas del MERCOSUR, y por último, somos un eje distintivo del corredor bioceánico norte.