El Chaco custodia valioso patrimonio de la familia Ameri

Posted by CANTO PATRIA on 1:27 a. m.


Se realizó el acto por el cual los museos del Hombre y de Bellas Artes de la provincia recibieron una valiosa colección de cuadros y objetos pertenecientes a los padres y abuelos de Oscar Ameri, conocido por algunos como activo animador de comparsas en la década del 60 y destacado funcionario y gestor social radicado en España desde hace décadas, que sin embargo nunca cortó sus lazos afectivos con nuestra tierra.
Meticuloso y convencido de que el patrimonio comunitario se constituye y consolida a partir del aporte de los ciudadanos que integran una sociedad, desde hace meses venía preparando este momento, y recibió el apoyo entusiasta de las autoridades del área cultural del gobierno de la provincia, como debía ser. Se dio cita un público numeroso y emocionado, que colmó la sala de exposiciones del Museo del Hombre y reconoció la importancia de la donación efectuada, la que agrega a este museo creado por Ertivio Acosta una serie de objetos que dan cuenta de la llegada de los primeros inmigrantes italianos en 1974, y con una antigüedad de casi dos siglos. Tras la proyección de un breve pero emotivo video realizado por Julio Laurino del área de Cine y Video de la Subsecretaría de Cultura de la provincia, habló el titular de dicho organismo, profesor Romero, quien destacó el desprendimiento del donante en épocas en que muchos herederos buscan desembarazarse de los viejos recuerdos trocándolos por dinero contante y sonante. En este caso, a la donación de tales recuerdos --caros a los sentimientos-- se agrega una serie de cuadros de prestigiosos artistas locales, nacionales e internacionales pertenecientes a la pinacoteca de la familia Ameri, que a partir de ahora forman parte de la colección del Museo de Bellas Artes. Se destacan obras como la realizada por José Mancuso, en 1962, bello retrato de la madre de Oscar Ameri, y los cuadros de René Brusau y Rafael Galíndez, y de éste uno en óleo, lo que para algunos entendidos constituye una rareza teniendo en cuenta que la mayor parte de la producción pictórica de don Rafael fue a la acuarela. Puede decirse que el Chaco revive con este gesto solidario, pues recibe parte del patrimonio de una de las familias que lo fundaron junto a criollos y aborígenes. Es por lo tanto un legado que rescata el pasado y lo proyecta hacia el futuro. Un buen ejemplo, por otro lado, para que otras familias imiten el gesto y acepten que lo que les pertenece por historia y tradición; por afectos y cultura, debe permanecer ligado a la comunidad para reforzarla y para trascender, dejando testimonio vivo de su paso por la vida.
Relato: Jorge Castillo
FUENTE: http://www.diarionorte.com/