Marcelo Dellamea presenta "Calle 11"

Posted by CANTO PATRIA on 5:37 a. m.

Marcelo Dellamea llega el Teatro Guido Miranda para presentar su álbum "Calle 11" y otras canciones. Contara con la participación de Hugo Dellamea en guitarra y voz, Santiago Alvarado en piano y Federico Bachmann en percusión además con la sorpresa de artístas de la región.

El día miércoles de esta semana el diario la nación publico en su edición impresa un articulo del joven músico, en ella destaca que Los jóvenes instrumentistas ganan terreno y llega con una renovación de solistas en la música folklórica el periodista Gabriel Plaza de la Redacción de LA NACION indica que: Una tendencia de los sesenta que está de regreso

La década del sesenta significó para el folklore una revolución musical y poética, que coincidió con la aparición de una camada de solistas destacados en instrumentos que hasta ese momento sólo cumplían un rol secundario en el género.

Jaime Torres en el charango, Domingo Cura en la percusión, Hugo Díaz en la armónica, Ariel Ramírez en el piano, Sixto Palavecino en el violín, Isaco Abitbol en bandoneón son sólo algunos de los nombres que cambiaron la percepción sonora sobre esos instrumentos y crearon una escuela.

Ahora, el ciclo vuelve a repetirse y es un tiempo propicio para la renovada generación de solistas que captan la atención del público y se consagran en los festivales de todo el país. Las nuevas caras: Marcelo Dellamea (guitarra), Franco Luciani (armónica), Néstor Garnica y Leandro Lovato (violín), Mariana Cayón (quena), Diego Alejandro (percusión), Juan Pablo Di Leone (flauta traversa), Lucas Monzón (acordeón) y Andrés Beeuwsaert (piano), son apenas ejemplos notables de un universo instrumental que sigue creciendo en estilos y marca una tendencia creciente en el panorama de la música popular argentina.
Chaqueño universal

Con sus juveniles 19 años, el guitarrista chaqueño Marcelo Dellamea es la cara más visible de esta renovación de instrumentistas solistas y una de las apariciones más prometedoras del género. Sólo un par de datos: grabó su primer disco, Calle 11 , a los 16 años (ese que ahora presenta en vivo con un ciclo todos los jueves del mes en la Peña del Colorado); es ahijado artístico del guitarrista Luis Salinas, y fue uno de los invitados estrella de los conciertos de Ismael Serrano en el Gran Rex.

Con un padre melómano y fogueado, en su niñez, entre asados, discos y audiciones radiales de chamamé, el guitarrista aprendió la guitarra literalmente jugando. "Me acuerdo que era un verano y estábamos aburridos con mi hermano. Abrimos un ropero y había una guitarra de mi viejo, entonces le dijimos que nos enseñara algunas notas básicas. Teníamos siete años. Empezó como un juego y después se transformó en algo serio", cuenta con su tonada cadenciosa y litoraleña este artista que todos los músicos recomiendan cuando se camina la región del litoral.

La salida de Calle 11 (editado por DBN) y sus actuaciones junto al Chango Spasiuk en Cosquín y Luis Salinas, durante las presentaciones de Muchas Cosas en el ND/Ateneo, permitieron descubrir a un artista tan precoz como iluminado para el toque de la guitarra. Pero lo que sorprende en la charla con Marcelo Dellamea es que se reconoce como un autodidacta: "Mi viejo no nos quiso mandar a un profesor porque nos vio condiciones naturales y no quería que terminemos copiando un estilo o encerrarnos en un género. Cuando nos enseñó las cosas básicas y principales de la guitarra nos largamos a sacar cosas solos, escuchando discos, por cuenta propia. Hemos tomado algunas clases con un profesor en Chaco y Buenos Aires pero nada más. Hasta hoy en día sigo como autodidacta".

La presencia litoraleña está implícita no sólo en su repertorio y en su manera de tocar, sino en esa fluidez para navegar por diferentes géneros del amplio repertorio de la música popular argentina y del resto del continente sur. "Mi papá es un gran melómano. De chicos escuchábamos más que nada folklore tradicional y mucho chamamé. Después fuimos descubriendo a los autores nuevos, como Fandermole, el Negro Aguirre, Aca Seca y toda esa movida. También escuché todo tipo de música, como jazz, bossa nova, flamenco, y eso me abrió la cabeza."

Al guitarrista le toca formar parte de un ciclo distinto para el folklore. "Siempre costó mucho más llegar al público con la música instrumental, pero siempre aparecen artistas que logran su lugar, como Franco Luciani y los nuevos que venimos haciendo cosas -opina el joven Dellamea-. Por un lado hay una renovación y se sigue escuchando lo clásico. Pero por otro lado noto que en los festivales se está dejando entrar otro tipo de música y la mente del público y las puertas del folklore están más abiertas."

Las entradas estarán en venta a partir del lunes 13 en la bonetería del teatro. (Teatro Guido Miranda - Colon 164)