"50 AÑOS POR EL CAMINO DEL ARTE" - de Susana Elena Geraldi

Posted by CANTO PATRIA on 1:01 p. m.

SÍNTESIS BIOGRÁFICA

Susana Elena Geraldi nació en Villa Ángela, Chaco. Egresó con el título de Experta en Artes Plásticas del Taller de Arte Regional de la U.N.N.E. en el año 1965. Desde 1967 hasta la actualidad se desempeña como Profesora de Dibujo y Pintura, además en el dictado de Cursos Especiales a término, en el Taller de Artes Visuales dependiente de la Facultad de Arquitectura de la U.N.N.E. Así mismo ha dictado cursos en diversas Instituciones de Resistencia, el Interior del Chaco y Formosa. En el trayecto de su carrera ha realizado numerosas exposiciones individuales y colectivas en Resistencia, el interior del Chaco, Formosa, Corrientes, Misiones, Entre Ríos, Santa Fe, Buenos Aires, entre otras.

Ha obtenido distinciones, premios y reconocimientos entre los que se destacan Mención de Honor en el IVº Salón de Artes Plásticas del Chaco en 1967; II Premio en el Vº Salón de Artes Plásticas del Chaco en 1968, IIº Premio en el Salón de Artes Plásticas del Nordeste en Posadas Misiones en 1970, IIIº Premio (única artista del Chaco premiada), en la Exposición de Artistas Visuales del Interior del País, Realizada en el Centro Cultural Gral. San Martín de Buenos Aires en 1973, entre otros. Reconocimiento de la Intendencia Municipal de la Ciudad de Resistencia por su trayectoria artística y el aporte humano y cultural brindado al Taller de Artes Visuales de la U.N.N.E.,en el año 2008; Reconocimiento en su desempeño como agente docente del Taller de Artes Visuales otorgado por el Decano de la Facultad de Arquitectura y la Directora del Taller de Artes Visuales en el año 2008; reconocimiento por su desempeño en la U.N.N.E. otorgado por la Facultad de Arquitectura y Urbanismo en el año 2009.

En su labor como jurado fue designada por la Subsecretaría de Cultura de la Provincia del Chaco en el año 1999 como integrante del Jurado del Salón Nacional de Artes Plásticas (Pintura). También obró como jurado en la VIº Edición del Concurso ?Los Creadores en la Universidad del Sol, sección Pintura? Organizado por la Secretaría de Extensión Universitaria de la U.N.N.E.(Corrientes) en el año 2003, entre otros

En calidad de profesora formó parte del equipo de auxiliares del Prof. Eddie Torre durante la ejecución del Mural Pictórico ?Las Humanidades ? instalado en el Hall de la Facultad de Humanidades de la U.N.N.E.; y en el montaje del grupo escultórico instalado en la Parroquia de la Asunción de Villa San Martín en Resistencia. En el año 2010 participó en la realización del mural sobre la Reforma Universitaria ubicado en la Calle Rodríguez Peña, entre Arbo y Blanco y San Lorenzo.

A lo largo de su carrera ha realizado numerosos cursos de perfeccionamiento vinculado a las Artes Visuales, como así también los relacionados con Museología, Gestión y Patrimonio Cultural dictados por especialistas del país y del exterior



Acordes, a pesar de la congoja

Susana Geraldi nos trae sus obras realizadas en estos casi cincuenta años, los que transitó con absoluta autenticidad de artista comprometida con su época y sus circunstancias. Conozco con bastante exactitud este camino porque gran parte de este tiempo he sido su compañero en la docencia en el Taller de Artes Visuales de la UNNE. Siempre consecuente con su quehacer y con la mesura que su destacado proceso formativo le aconsejara en el momento.

Cuando muy joven, en 1964, como se comprueba en las obras que aquí presenta, vive fervientemente el proceso de hallazgo de sus imágenes y hasta cierto punto disfruta esta necesidad de permanente búsqueda y cambios. Por su juventud no estaba entonces exenta de influencias de otros artistas contemporáneos como es lógico y natural. A todos nos ha pasado lo mismo. Paulatinamente va encontrando las imágenes que le son propias a través de un constante hacer regido por el impulso de su corazón y su sensibilidad. No se exige jamás con una sola imagen, sino que las va descubriendo ? día a día ? en una unidad iluminada por su alma y su inteligencia. Logra en su primera etapa sobresalir con figuras expresionistas que nos atrapan en sus amplias estrías gestuales para contarnos las condiciones humanas a grandes e intensos gritos.

Fue siempre una permanente y consecuente trabajadora, que con la sola excepción de algunas interrupciones durante casi ocho años (por graves problemas personales y de salud, que incluso la puso al límite de su vida), llevó a cabo una obra en distintas etapas, aunque sí con entera unidad de criterio. En primer término necesitó despojarse de conceptos y razones y en una profunda introspección trató de limpiar su corazón y su mente de prejuicios y rencores y de sobreponerse a una realidad dolorosa, y en ese principio de vacío y de honda congoja logró liberarse resurgiendo en cuadros con imágenes que se regían por un orden interior que al principio no pudo ser muy conciente, pero que sabía que allí en ese ámbito existían y la reflejaban auténticamente. Era ciertamente el reflejo de su vida misma.

Primero fueron, en su mayoría, grandes y ondulantes espacios de colores con tonos cálidos y que nos transportan al verlos en amplios equilibrios a un clima de surrealidad que parecerían pertenecer a los astros y estrellas. Seguidamente surgen dibujos de apretadas líneas como si de pronto en esas extrañas caligrafías, creciendo en espejos y huecos sin aparentes subordinaciones racionales pero con honda voluntad de forma, va construyendo paisajes de ensueño con seres, a veces alados y otras con formas humanas, configurando cuadros al óleo de exquisita factura y equilibrado color. Nos decía en esa época que se daba cuenta que ??recorría una línea curva por arriba y por abajo?y volvía al principio para hacer conciencia que el fin estaba solo en ella misma?. En definitiva, en la actualidad sus obras adquieren una densidad que si bien están entramadas con sus etapas precedentes, conllevan una nueva realidad. Se van dando armonizaciones de consecuencias sensibles con una fuerza transfiguradora que la llevan a convertirse casi en una aventura.


Está actualmente inmersa en esa aventura en la que se inicia en imágenes que se le vienen en tropel, con urgencias de aparecer todas juntas. Ella las va depurando en el mismo momento de plasmarlas y resolverlas en el plano pictórico; a veces son figuras humanas sin brazos o piernas, a veces solo son formar abstractas que asemejan planos o espacios, y en otro momento por medio de apariciones o ocultamientos concreta formas de animales o insectos. Hace del plano pictórico el campo suprasensible donde sus vibraciones son casi como electrocardiogramas del alma, que van encajando adecuadamente en un mosaico de contundente alegoría.

En definitiva nunca desaparecen sus fantasmas que la impulsan, pero ella, la pintora, sabe darles medida para que quepan en sus semblanzas de vida, y en esos acordes de acontecimientos plásticos lleva presente el testimonio de una auténtica artista chaqueña y argentina que nos lega una obra realmente trascendente como ejemplo pionero de nuestra cultura.

Rodolfo Schenone Resistencia (Chaco), junio de 2010.